fbpx

Hambre oculta

¿Has oído hablar del hambre oculta? Hoy he querido dedicar el artículo a hablar de un problema mundial bastante desconocido. Quiero que conozcáis qué es y a qué se debe, pero sobre todo, cómo podemos evitarla ya que las consecuencias pueden ser muy graves para quien la padece.

Descubre todo sobre este problema que ataca a tantísimas personas.

Qué es el hambre oculta

Mas de 2.000 millones de personas en todo el mundo padecen hambre oculta. Las cifras son alarmantes. Pero, ¿qué es exactamente? El hambre oculta es una forma de hacer referencia a la deficiencia de micronutrientes. Es, al fin y al cabo, desnutrición, que en algunos casos puede ser perceptible a la vista, pero en otros no se percibe y tan solo es a nivel interno.

La nutrición es la clave del bienestar personal, es fuente de energía y es necesario que internamente nuestro cuerpo esté bien nutrido.

Hoy, la mala educación alimentaria hace que el hambre oculta esté presente en muchos puntos del mundo y que combatirla se haya convertido en uno de los principales objetivos de las sociedades.

Hay quienes basan su alimentación en productos procesados, altamente azucarados, y que no incluyen en sus dietas frutas, verduras, pescados, carnes, etcétera. Todos ellos compran papeletas para que su cuerpo esté internamente hambriento de nutrientes.

Qué puede provocar

Como te decíamos en la introducción, las consecuencias de un cuerpo desnutrido pueden ser muy graves. El hambre oculta puede provocar lo siguiente:

  • Fatiga, que puede llegar a convertirse en un síntoma crónico.
  • Debilitamiento del sistema inmune: una mala nutrición afecta al funcionamiento del sistema inmune y lo debilita, exponiendo el cuerpo a más infecciones, bacterias e incluso enfermedades autoinmunes.
  • Pérdida de atención, concentración y enfoque.
  • Afecta negativamente a la memoria.
  • Influye en el estado de ánimo. Puede provocar abatimiento, depresión, e incluso la necesidad de comer compulsivamente alimentos perjudiciales para el organismo.

Como ves, lo que puede provocar es un sinfín de síntomas, así que lo mejor es que, si sientes alguno de ellos y crees que puedes padecerla consultes con un médico.

Cómo podemos evitarla

Los que nos seguís desde hace tiempo seguro que sabéis que, ante cualquier problema psicológico o alimentario, mi habitual consejo es: acudir a un especialista que pueda ayudarte a adoptar medidas rápidamente. Sin embargo, para orientarte un poco quiero darte algunos consejos que pueden ayudarte a evitarla y que si los sigues, ¡te aportarán muchos beneficios!

Entonces, ¿cómo evitar el hambre oculta? Llevando una dieta sana, equilibrada y basada en alimentos que aporten muchos nutrientes, especialmente hierro, la vitamina A, la vitamina D, el yodo y el cinc. Tu dieta debe estar basada en ello, de lo contrario podrías sufrir todos los síntomas y patologías que he citado en el apartado anterior.

Es muy importante la educación nutricional, saber lo que requiere el cuerpo y dárselo. Esta educación debe comenzar en etapas muy tempranas de edad, es la única manera de conseguir sociedades sanas.

Si necesitas información sobre nutrición, dietas o trastornos alimentarios contacta con la clínica de Mayte Ponce. ¡Podemos ayudarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *